¿Cómo pudo alguien crear un JUEGO tan universal y exquisito cómo el AJEDREZ? ¿Puede surgir de la nada, de un día para otro, un juego tan complejo como éste? Seguro que no.

Posiblemente tenga unos antecedentes que rodando en el tiempo pudieron llegar hasta la maravilla que actualmente conocemos. Su origen, aún hoy, es motivo de discusión y controversia, aunque la versión que cobra más fuerza es la de que fue inventado, en el siglo VI, en la India con el nombre de CHATURANGA. Pero, también los hay que apuntan a la posibilidad de que las semillas del ajedrez se encuentren realmente en China; pues, en este gran país, según investigaciones arqueológicas, allá por el siglo VI a.C., los Generales, en la preparación de sus estrategias de batallas, comenzaron a utilizar encima de los MAPAS figurillas representando a los diferentes ejércitos enfrentados.

Esta metodología, continuo por mucho tiempo hasta que el siglo III a.C. debió aparecer uno de los primeros diseñadores de juegos de mesas y construyó un Tablero con casillas y figurillas para enseñar estrategia a los futuros militares. Un juego de Tablero aparecido en esta época llamado XIANGGI, así parece atestiguarlo.

De cualquier forma, esta posibilidad, no es más que otra entre las muchas especulaciones que existen al respecto.